jueves, 29 de mayo de 2014

DEBILIDAD POLITICA

Juan Carlos Carinelli llegó a la presidencia de Almagro de manera inesperada para lo que históricamente fue considerado el "establishment almágrense".
Hablando en criollo, Carinelli no se parecía a los anteriores, ni estaba vinculado, como la mayoría de los anteriores.
En los primeros pasos logró una gran adhesión, principalmente de jóvenes (algunos radicalizados) que defendían todas las ideas de la gestión.
Tanto poder tuvo que llegó a intentar "ajusticiar", con manejos cuestionados, a ex dirigentes que no entregaron documentación o quisieron  beneficiarse contratando a familiares.
Sin embargo todo ese poder termino encerrando a este grupo, llevando a la CD al ostracismo.
Tal vez buscando cierta apertura política, y con el fin de incorporar nuevos sectores, sumó a Juliá Romeo para lo que sería su segunda etapa al frente de la institución.
La oposición, tímida, no llegó a organizarse por lo que no presentaron listas y Carinelli obtuvo su segundo mandato sin inconvenientes.
Luego llegaron las renuncias en catarata.
Es cierto que ya se habían producido deserciones en la primera etapa, pero las últimas que dejaron a la CD cerca de la acefalía y la renuncia de Romeo (que ya estaba distanciado hace tiempo de Carinelli) precipitaron el llamado a la Asamblea en la que Carinelli fue derrotado en casi todos los puntos.
Hoy el futuro político de Almagro es incierto.
El oficialismo trabaja con la vocación de formar una lista en la que posiblemente no sea el actual presidente quien la encabece.
Julián romeo, de gran protagonismo en la Asamblea ya adelantó que no va a participar activamente en la política del Club ocupando cargos directivos.
De la misma manera se manifiestan Rafael Motola (ex presidente) y Osvaldo Gómez (ex secretario y tesorero). Ellos participan de reuniones pero aclaran que no tienen intenciones de ocupar cargos.
Diferente fue la actitud del presidente Enrique Bisio quien admitió su deseo de participar, y por el peso propio, su experiencia y el respaldo económico con el que cuenta, se perfila como el más presidenciable.
El otro que asoma es el histórico Juan Montaña, que se dice contaría con el apoyo de Héctor Sluga para candidatearse.
Las elecciones están muy cerca y por ahora el panorama parece estar "demasiado verde".

www.almagro100.com.ar