miércoles, 2 de julio de 2014

EL ROL DE LOS COMUNICADORES SOCIALES

Realmente es una pena que algunos no entiendan nuestro trabajo.
El periodista no debe tomar posición. 
En Almagro estamos acostumbrados a comunicadores adictos al poder, que van cambiando, “panquequeando”, según las situaciones.
Así es que, con el afán de cumplir con nuestra misión, como nos indican los códigos de procedimiento, y como nos enseñaron en cada una de las universidades de las que egresamos, nos limitamos a informar, buscando que el lector encuentre claridad a partir de su interpretación sobre nuestras publicaciones.
Tal vez por ello, históricamente, los oficialistas nos tildan de opositores y los opositores de oficialistas.
En este momento en particular se nos cuestiona por darle espacio a todos los candidatos por igual, cuando en realidad es lo que debemos hacer.
Nosotros sabemos de las acusaciones y el comentarios acerca de posibles irregularidades sobre una de las listas, pero lo cierto es que ninguno de los otros dos candidatos han encontrado elementos que permitan formalizar esta denuncia, de la que nos haríamos eco naturalmente.
Al respecto solo hay manifestaciones públicas.
Acerca de ellas hemos interrogado a denunciantes y denunciados, y todos respondieron con libertad.
Ahora bien, si ni siquiera los candidatos logran canalizar sus reclamos en los ámbitos correspondientes, como exigirnos a nosotros que somos solo comunicadores, para que lo hagamos.
Muchos de los que hoy nos critican por no censurar a uno de los candidatos son los mismos que apoyaron incondicionalmente a Juan Carlos Carinelli, y hasta fueron voceros, integrantes de su CD, dibujantes, asesores y fervientes admiradores.
Nuestro medio mantuvo su posición, imparcial e independiente: tanto en las presidencias de De Marchi, Bisio, Pereiro, Motola, Benedetto, Sluga, Prejel y Carinelli.
Para cualquier desprevenido queremos subrayar que en estos días previos a las elecciones tenemos diálogo constante y casi diario con Romeo, Motola y Martinelli.
Queremos lo mejor para Almagro, y por ello hacemos nuestro trabajo con el mayor profesionalismo, sin traicionar la conjunción de nuestras dos pasiones equilibradas: hinchas de Almagro y periodistas.
Fieles a nuestros lectores y respetuosos de los que tal vez dejen de serlo.
Hagan uso de su libertad de elegir donde informarse, y si no es en este medio los entenderemos.
A los colegas que se dejan llevar por pasiones políticas momentáneas les manifestamos que sepan lo peligroso que resulta para la credibilidad futura de los receptores esta conducta, los alertamos sobre los riesgos de tomar posturas tan definidas y a la vez cambiantes, y les sugerimos revisar las pautas que nuestra profesión nos marca para ser buenos periodistas, no confundir nuestro lugar y defender la libertad de prensa.

Ojalá el domingo gane el mejor de los tres candidatos, cumpla su mandato y saque adelante a nuestro querido Club Almagro del que somos socios e hinchas desde hace tres generaciones.

www.almagro100.com.ar