viernes, 18 de abril de 2014

Y SI ENCIMA LO AYUDAN...

ALMAGRO 0 - Chicago 2

Almagro perdió de local frente a Nueva Chicago en un partido en el que por momentos fue superado por su rival y perjudicado por llamativos fallos del arbitro Vigliano que inclinó la cancha para el visitante y expulsó a Sparapani por una falta que era para amarilla no para roja.

El tricolor afrontaba un partido clave ante el puntero como local, equipo al que todos elogiaban,  hasta algunos... que ni vale la pena calificar, llegaron a decir el "Barcelona de la B", pero ni por asomo Chicago se mostró con un equipo con un juego vistoso.
Si lo presionó a Almagro y no le dió espacios para generar juego.
Al tricolor le costó hacer pie en una cancha que había sido regada, exageradamente, durante el día.
Al equipo le costó generar peligro, no estuvo fino con los pases y los defensores se mostraron dubitativos en algunas avances del rival.
En el primer tiempo Chicago lo complicó en defensa con la movilidad de Melo por la derecha, de Gómez por el medio y Montenegro adelante.
Si bien no generaba el visitante peligro claro, así retroceder a Almagro que mantenía contenidos a sus volantes.
A los 12 minutos tras una falta dudosa, que el arbitro le cobró a Chavez en la izquierda de la defensa de Almagro, llegaría un tiro libre que Gomez, pateó como buscapie y Ianiero en su afan de despejar, terminó mandando la pelota adentro, en contra de su propio arco.
Era la ventaja parcial para el visitante. 
Almagro intentaba adelantarse pero eran aproximaciones tenues, Arce en un par de avances intentó pero en alguna hizo una de mas y en otra remató débil al arco, en lugar de pasarsela a Castiarena que entraba solo por la izquierda.
Las más claras fueron una habilitación de Chavez para Pacheco que entrando por derecha y Tauber tapaba. Otra chance fue un remate de Chavez que pasó cerca del palo izquierdo del golero visitante.
Así se iba una primera mitad con pocas llegadas, pero con ventaja para chicago por 1 a 0.
En el complemento a los 12 minutos, Tauber atrapó un cabezazo de Ianiero que no le pudo dar fuerza ni dirección, minutos después Centeno, salvó en dos oportunidades la caída del arco de Almagro.
La más clara para el tricolor fue un remate en el palo de Sparapani, que ingresó en lugar de Basualdo y luego en esa misma jugada un remate de Castano que tapó Tauber.
Parecía que era el momento de Almagro, para empatarlo, pero la de Lucas daba la sensación como que no se iba a dar otra chance igual.
Se fue diluyendo el empuje del tricolor, por la ferrea marca que mostró el rival, que también comenzó a hacer tiempo, demorando laterales, saques de arco y simulaciones de lesiones, amparado en la pasividad del arbitraje de Vigliano, que también le agregó cobrar muchas faltas y divididas a favor del conjunto de mataderos.
Lo peor de todo una falta de Sparapani a Melo, donde Vigliano le mostró la roja.
No pareció para tanto, era para amonestar pero no para expulsión.
A partir de allí, quedaban diez minutos para el final y a Almagro se le hizo muy cuesta arriba.
Para colmo de todo, en el 3 minuto de descuento llegaría el segundo gol de chicago a través de Barbona.
Era el final, una lástima porque el equipo la peleó, intentó, si bien cometió algunos errores, el rival planteó un duro partido y costó.
Pero hay que seguir adelante con estos 6 partidos que quedan.
Sobre todo pensando en el martes ante Dálmine, que sería fundamental conseguir una victoria, porque luego el equipo queda libre.






www.almagro100.com.ar