martes, 22 de abril de 2014

ALMAGRO PERDIO EN CAMPANA Y SE ALEJO DEL REDUCIDO

VILLA DALMINE 2 - ALMAGRO 1


El equipo entró a la cancha dormido y lo madrugaron.
Igual que hace cuatro días, frente a Nueva Chicago, hoy en Campana la historia se repitió.
A los 7 minutos, Pérez tomo una gran tapada de Centeno y, favorecido por el rebote tuvo facilidad para definir.
Almagro sufría y no lograba hacer pie.
El sector izquierdo de la defensa era el más vulnerable.
Por allí llegaban la mayoría de los ataques.
A los 26 minutos Centeno salvaba a Almagro, atajando un disparo a quemarropa de Diego Grecco.
Recién a los 35 el tricolor pisó el área con cierto peligro, cuando tras una jugada asociada entre Chávez y Pacheco, derivó en una habilitación a Bonfigli que no pudo entrarle con precisión y terminó dominado el arquero.
Para peor a los 40 minutos llegaba el segundo del local por intermedio de Solís.
Al vestuario, dos a cero abajo, momento de cambiar.

LA  REMONTADA DEL COMIENZO DEL SEGUNDO TIEMPO

Carlos Mayor dispuso dos modificaciones para el complemento.
Campos y Quiroz, por Ramirez y Arce.
Resultaba extraño entender las modificaciones, ya que se desde los nombres parecían cambios con los que no se generarían ganancias ofensivas, vitales para intentar dar vuelta el resultado.
Sin embargo, el equipo empezó a dar señales de vida.
Ya a los 3 minutos Bonfigli conseguía el descuento para Almagro, definiendo picándola por arriba del arquero, en un mano a mano.
El tricolor se fue con todo a buscar el empate, generando peligro en varias jugadas seguidas.
Castano se puso el equipo al hombro y se hizo dueño del ataque.
La remontada tuvo su pico máximo cuando el travesaño le negó la primera oportunidad a Maxi, quien del rebote sacó una chilena que el arquero Agustín Gómez mandó al corner.
A partir de esa jugada, Almagro bajo el nivel de presión.
Se fue quedando "sin combustible".
El partido se hizo más peleado que jugado.
Hasta el final el encuentro el local buscó defender la ventaja y Almagro no pudo con sus propias limitaciones.
Sobre los últimos minutos el ingreso del debutante Nicolás Yaque (el hijo del glorioso Beto) le dio mayor movilidad y velocidad a la delantera pero no alcanzó para dar vuelta el resultado.
El partido se fue apagando, y con él el sueño de la clasificación para el reducido, también.

LOS DOS GOLES DEL LOCAL - FUENTE CAMPANA NOTICIAS




www.almagro100.com.ar