martes, 7 de mayo de 2013

TRIUNFAZO EN LA CUBETERA


SOCIEDAD DE FOMENTO 0 - ALMAGRO 1 (PEDROZO)

Almagro jugó un gran partido, como lo viene haciendo en las últimas presentaciones y obtuvo tres puntos importantísimo para lograr el objetivo de clasificar al reducido, por el segundo ascenso.
El rival era especial, por tratarse del un equipo vecino, que presume ser nuestro clásico.
El tricolor fue superior durante todo el partido, esgrimiendo un claro dominio de la pelota y demostrando que juega lindo al fútbol cuando se lo propone
Es cierto que el primer tiempo lo jugo de menor a mayor, creciendo en volumen de juego a medida que pasaban los minutos.
El local fue el primero que llegó con riesgo mediante un pelotazo que dio en el travesaño a los cinco minutos.
Durante la primer media hora Almagro se hizo dueño de la redonda y a los 31 minutos Pedrozo tuvo su primer llegada con un disparo de media vuelta.
Luego, un tiro libre al que le pegó Schunke (Si, Schunke) y lo hizo tan bien que la pelota se fue muy cerca.
Minutos después, una nueva cabezazo de Pedrozo  inquietaría al arco local, confirmando quien era el protagonista de la tarde.
En el segundo tiempo el Chipi Vera casi mete un gol olímpico a los cinco minutos desde un tiro de esquina.
El local, herido al verse superado salió en busca de no hacer papelones y solo encontró en Ruiz algo de desequilibrio, especialmente en una jugada a los diez minutos, cuando tras enganchar estrelló su disparo en el primer palo de Centeno.
A partir de allí, Almagro no paro de generar situaciones y se lució con su orden estricto del 3-4-1-2, la defensa sólida, el mediocampo que muerde todas (con la dupla Quiroz-Lillo superlativa) Iglesias con tres pulmones, Vega sacrificándose, el Chipi y Lucas triangulando, el pibe Fabricio buscando todas arriba, y Centeno seguro bajo los palos. 
Lo tuvo Vega a los 18 en un mano a mano que le apuntó al cuerpo de Ruiz, despues Sparapani que no se la dió a Vera cuando entraba solo y se la sacaron al jugarse la personal.
Finalmente se dio, centro perfecto de Iglesias, cabezazo violento de Pedrozo para romperle las manos al arquero y llegar a la red.
¡Gol!
¡Gol de Almagro carajo!
El local salió avergonzado en busca de de algo que nunca pudo encontrar, el público transformó los gritos en murmullo, luego silencio y algunas manifestaciones de fastidio.
Los de Almagro identificados pudieron festejar, abrazarse, gritar y bailar.
Otros tuvimos que disimular callados la tremenda alegría que significó ganar, acercarnos al reducido y haber podido realizar esta cobertura periodística tras haber intentado censurarnos al no acreditarnos acusando al APREVIDE pero reconociendo por lo bajo que lo hicieron porque creen que somos provocadores... 
Ahora, nosotros disfrutamos.

www.almagro100.com.ar