viernes, 17 de septiembre de 2021

HEROICO EMPATE EN SAN JUAN

Almagro empató 1 a 1 de visitante en San Juan frente a San Martín con un gol de cabeza de Nicolás Servetto cuando el partido se moría. Punto de oro para el tricolor que no jugó bien, que se encontró en desventaja a los 37 del inicio por un gol de Ruiz y que recién pudo emparejar en la mitad el complemento, coronando el partido con el gol del goleador que emociona y nos invita a obviar análisis sobre merecimientos.


El futbol es así. 
Dicen que al final esos puntos que casi lográs y no podés, te terminan volviendo de alguna manera inesperada, tal vez inmerecida, como en una especie de “compensación natural”.
Vaya a saber si ese cabezazo de Servetto de hoy vino a hacer justicia sobre alguno de esos partidos en los que Almagro mereció y no consiguió. 

Hoy fue todo cuesta arriba. 
Las cosas no salían, la pelota quemaba y el local nos entraba por todos lados, Almagro no hacía pie y para peor Ruiz y Berterame estaban incontrolables. 
Así fue que llegó el gol del local: centro pinchado desde tres cuartos de cancha a la espalda de Basualdo para que Ruiz dentro del área de cabeza la meta pegado al palo derecho de Ramirez a los 37 minutos del partido. Para peor un rato más tarde Almagro sufrió tres veces más: casi en contra de Cardozo primero y el travesaño que le dijo que no a Ruiz y el “Misio” tapándole a Beretrame un disparo desde la puerta del área en tercer lugar. 
Por suerte llegó en final de un primer tiempo para el olvido.

En el complemento el tricolor salió algo mejor y promediando los 20 minutos logró equilibrar el juego. 
Llegaron los cambios: a la cancha Rueda por Martínez, y un rato más tarde Mercado y Da Rosa por Basualdo y Rodríguez. 
El equipo encontró con esas variantes mayor movilidad. 
Avisó Cuello a las 30 con un remate que un defensor del local salvó en la línea, pero con el correr de los minutos la intensidad fue en disminución, el partido se rompió y el local encontró nuevamente espacios para lastimar. 
Ya sobre el final, cuando el encuentro se moría, Da Rosa controló una pelota antes que se vaya por el fondo y girando se apoyó en Jaque que venía de frente, subiendo por la banda derecha, y este logra meter un centro con rosca que supera al arquero Cozzani y conecta con la sien Servetto entrando por la izquierda, para marcar el gol del empate y gritarlo como si fuera un triunfo.
Un punto de oro que el tricolor se trae a José Ingenieros para seguir soñando.

No hay comentarios.: