domingo, 29 de noviembre de 2015

MAXI CASTANO: EL TACO DE DIOS (Por Ture*)


Mucho se habló de La nuca de Dios cuando el Vasco Olarticoechea salvó a la selección argentina de una catástrofe en el Mundial de México 86. Justamente el mundial de La mano de Dios. Muchos años después, se afirmó que el técnico Carlos Bianchi tenía El celular de Dios. Fuera de lo futbolístico, una de las canciones más controversiales de Fito Páez Loca tuca de Dios fue grabada por Fabiana Cantilo en su disco Sol en Cinco (1995). El cine no se quedó atrás: Aguirre, La Ira de Dios, es considerada una de las mejores cinco películas de la historia. Y por estos pagos, en 1959, la película El dinero de Dios, escrita por Ulises Petit de Murat, conmovió a multitudes.
La ciencia, a través de La Máquina de Dios (dependiente de la Organización Europea de Investigaciones Nucleares, el CERN, por sus siglas en francés), descubrió en junio de este año un nuevo tipo de partícula subatómica, llamada pentaquark.Pero quienes vimos la final Almagro 4-Morón 0 (en mi caso, a muchos kilómetros de José Ingenieros) pudimos observar El Taco de Dios con el que Maxi Castano habilitó a Quiróz en el último gol de una victoria contundente que, probablemente, permita que Almagro vuelva al Nacional B. Maxi aplica El Taco de Dios, Quiróz le
apunta a la botellita de agua del arquero de Morón, enorme definición y a sacar del medio otra vez.

El Taco de Dios, Épica y Mitología

La Mitología Tricolor dirá que si se mira bien la jugada (en cámara lenta, deteniendo cuadro por cuadro la imagen) se podrá notar de qué manera tres arcángeles, uno negro otro blanco y otro azul, sostienen un espejito redondo frente a la cara de Maxi durante ese instante brevísimo en el que habilita a Quiroz. Brevísimo y eterno instante, ya que El Taco de Dios será recordado por décadas. En las repeticiones que en este momento están dando por TyC Sports se ven los arcángeles nítidamente. Fox Sports ha convocado a especialistas en tautología y metafísica y repiten una y otra vez la jugada, sorprendidos. Youtube es claro: solo hay que buscar el gol y poner pausa en El Taco de Dios, los arcángeles sostienen el espejito, se pueden ver. La imagen no deja lugar a dudas.
Para este humilde y ocasional cronista, ese gol es decisivo. Si bien el trabajo de todo un año por parte de dirigentes, cuerpo técnico y jugadores ha sido para aplaudir de pie (se ascienda o no al Nacional B), ese gol luego de El Taco de Dios es decisivo porque demuestra confianza, osadía, lectura táctica, calidad y a su vez demuestra que las hazañas tricolores siempre mezclaron las largas jornadas de trabajo, entrenamiento y sacrifico con los milagros.
Si Almagro vuelve al Nacional B habrá sido por ese gol demoledor. El cuarto. El tremendo. El que mató a su rival, deportivamente hablando. Si Almagro vuelve al Nacional B habrá sido por ese terrible cross a la mandíbula de un digno Morón que no podrá recuperarse por mucho tiempo. Por un gol hecho de experiencia, talento y milagreo.
Por un gol que será recordado para siempre como un gol convertido gracias a Maxi Castano y El Taco de Dios



                         * Ture es editor del libro Almagro en Parque Chas

www.almagro100.com.ar