sábado, 19 de septiembre de 2015

TRIUNFAZO EN VICENTE LOPEZ

PLATENSE 0 - ALMAGRO 1 (ARCE)

Almagro ganó un partido "de seis puntos" como visitante en cancha de Platense y se acomodó en la tabla buscando un ligar en el reducido.
El equipo jugó muy bien en todas las líneas y tuvo como principal protagonista a Arce que convirtió un verdadero golazo y tuvo otras tres situaciones claras que no logró convertir.
Platense, que fue insultado por su público, solo tuvo una posibilidad clara en tiempo de descuento tras un corner en el que cabeceó el arquero Desabato y pudimos salvar en la línea lo que hubiera sido una gran injusticia. 
En una cancha en la que se nos está haciendo costumbre ganar: alegría total tricolor.



 
La apuesta de Ruiz dio resultado.
Sin el gordo, ni Maxi, las variantes fueron Holgado y Yaque, dándole mucha velocidad en ataque.
El mediocampo compacto en la marca, con Quiroz y Ruquet recuperando.
En el fondo Arrechea y principalmente Lucciati mostraron mucha solidez.
Y un tanto solitario, pero intentando todas Arce, la figura de Almagro y de la cancha.
Tanto es así que ya en los primeros 15 ya había tenido dos claras.
De arranque un disparo que se fue por arriba del travesaño.
A los 13 la más clara: centro de Ronconi mano a mano la conectó de bolea, aunque medio como llevándosela por delante y se fue cerca.
A partir de entonces Platense emparejó el partido.
En dos minutos fueron amonestados Ronconi y Lucciati en los intentos por frenar los ataque torpes del marrón que nunca llegó con claridad.
Las aproximaciones del local siempre fueron con pelotazos de alto o centros provenientes de tiros de esquina, que fueron muchos y que Gómez se encargó de descolgar. La velocidad de Yaque es un valor a destacar, logra superar a rivales con facilidad dejándolos "en cámara lenta", y las ganas del pibe Holgado para pelear todas y aguantar la pelota, ratificaban el acierto del DT en las modificaciones. 
A los 34, nuevamente Arce: con una  jugada que empezaría parecida a la del comienzo, centro de izquierda a derecha pero esta vez le dio de cabeza Arce y se fue cerca del palo izquierdo del arquero Desábato.
El primer tiempo se terminó con la imagen de un Almagro dominante, siendo el dueño de las más llegadas más claras.
Pero llegaría la emoción del mediodía.
Inicio de la segunda parte: un pase de Holgado para Arce en la puerta del área que dominó, para luego eludir a un defensor y definir al segundo palo del arquero calamar. Golazo de Arce, merecido.
A partir de entonces el partido cambiaría para siempre.
Platense intentó recuperarse pero chocó contra sus propias limitaciones, y el orden de Almagro.
De la tribunas empezaron a bajar murmullos, luego gritos de desaprobación y finalmente insultos contra los jugadores y el DT local.
Eso hizo aumentar el nerviosismo de Platense y le permitió a Almagro a manejar el partido de contra, llegando en varias oportunidades a través de Holgado, Yaqué y Arce que tuvo otra clarísima definiendo tras un pase de Quiroz y salvando el arquero  Desábato lo que era el segundo.
Llegarían los cambios: primero Sansotre por Yaque (típica modificación de Ruiz cuando el equipo va ganando), luego Bilbao por Holgado que solo jugó dos minutos ya que, producto de exceso de temperamento y algo de desconcentración seguramente, cometió una falta violentísima en zona de ataque contra un defensor de Platense que intentaba salir con un pelotazo.
Esto hizo que Almagro se replegara y Platense se adelantara en la cancha.
Nos habíamos quedado sin delanteros y Ruiz mandó a la cancha a Pablo Rodríguez en lugar del Koly Arce.
Cuando parecía que ya estaba, llegó el momento que todos los hinchas del tricolor conocemos bien que es el del sufrimiento.
Tiempo adicional, primero de los cuatro minutos que había marcado el árbitro Eduardo Gutiérrez, corner a favor de Platense, el arquero que va al área nuestra a cabecear y de hecho cabecea, dejando la pelota boyando en la línea y en medio de un embrollo de piernas un defensor de Almagro logra despejar.
Nos salvamos de milagro de lo que podría haber sido el monumento a la injusticia.
Los últimos tres minutos se escurrieron entre la ansiedad de los almagrenses presentes en Vicente López y las puteadas de los locales que parece que se están acostumbrando a que les ganemos en su cancha. 

www.almagro100.com.ar