miércoles, 4 de mayo de 2011

CANCHA DE MIER….


Por Ruben Rojas

Está claro que el lunes no perdimos por culpa de la cancha, que no tiene la culpa que nuestros jugadores erren goles increíbles o que nuestro técnico lea tan mal los partidos o que el gol del triunfo calamar lo realice aquel jugador que entre semana la AFA le sacó la quinta amarilla y pueda jugar contra nosotros.
Mas allá de todo esto la cancha de Platense es un caso para analizar porque por una u otra cosa no nos trae buenos recuerdos, algo similar nos pasa en la cancha de Ferro, algo difícil de explicar pero son reductos adonde nos cuesta volvernos contentos.
Las estadísticas con el calamar no son buenas para nosotros donde jugamos 58 partidos y solamente ganamos 17 pero mas allá de esto en la cancha de Platense por ejemplo jugamos de local cuando estuvimos en primera en el 2001 y no nos fue bien, también en condición de visitante frente a otro equipo la cosa no cambia, por ejemplo el último en esa condición fue en este campeonato frente a Acassuso donde se ganaba tranquilo 2 a 0 y terminamos empatando y casi lo perdemos (fue la tarde desastrosa de Irribarren).
Sinceramente los recuerdos positivos que se me vienen a la cabeza en este momento son por ejemplo el de la noche donde Sinisterra hace el gol en medio de la neblina y el frío en la temporada del ascenso o luego del descenso de la temporada 2001 en la vuelta al nacional cuando Yaqué volvía a vestir la camiseta de Almagro frente al Tigre de Caruso Lombardi y a nuestro equipo lo dirigía el Tata Brown, aquel encuentro se empató pero el gol lo marcó el Beto. El último triunfo que tuvimos en esa cancha fue hace 4 años el 6 de mayo del 2007 cuando Almagro le ganó 2 a 0 a Tense con goles de M. Martínez y Coqui Torres, que casualmente fue la última vez donde la hinchada de Almagro fue a esa tribuna visitante que da a las vías porque para el campeonato siguiente se prohibió la asistencia de público visitante.
Obviamente un capítulo aparte se merece las finales disputadas en la cancha de Platense frente a la sociedad de fomento donde nos fuimos con un empate con sabor a derrota por lo sucedido después en Chacarita. Y la tercera final con Italiano, también se jugó en esta cancha, como no podía ser de otra manera las cosas no nos fueron bien y terminó dando la vuelta el equipo de Caruso Lombardi, con su inaguantable bufanda, perdimos dos a cero.
Lo claro está que por una cosa u otra en esta cancha siempre nos cuesta irnos con una sonrisa, me acuerdo cuando nos fuimos re calientes con el arbitro Pompei luego de la derrota frente a San Lorenzo en Primera División allá por el 2001 (el juez le anuló mal un gol a Couceiro), o en esa cancha frente a Rosario Central de local hasta Pierucci nos hizo dos goles. Frente a Acassuso las dos veces que nos enfrentamos en el Ciudad de Vicente López nos fuimos calientes, en la primera oportunidad perdimos y además Coloca se quebró el brazo. Cancha embrujada.
Obviamente que ustedes se van acordar de mas situaciones negativas y positivas en este estadio, pero les digo que a mí en lo personal, por lo vivido en las últimas décadas y por todos los sinsabores vividos en ella y con la calentura que nos fuimos de la fría noche el lunes pasado… creo que el sentimiento de todo hincha de Almagro es el mismo… que esa para nosotros es una cancha de mier…da. (disculpen, ustedes saben que no es la forma de este sitio ni la mía, pero creo que con ella se refleja lo que sentimos el lunes y cada vez que nos toca ir para Vicente López).

www.almagro100.com.ar