miércoles, 7 de junio de 2017

EL SUEÑO DE LA COPA DURO MUY POCO

Debut y despedida para Almagro que cayó derrotado por 1 a 0 ante Atlético Rafaela en cancha de Arsenal. El equipo de Primera División fue superior al Tricolor y de esta manera justificó su triunfo y el avance de ronda en la Copa Argentina.


La sensación tras el partido es que Almagro fue impotente, que no generó situaciones para no haberlo perdido, que llegó con peligro solo una vez, y esta anemia futbolística, potenciada por tratarse de un parido definitorio, en el que quedamos eliminados, y sumado el arrastre emocional de la goleada que nos comimos es San Martín, alcanzarían para hablar de un mal momento, dudar del nuevo (aunque conocido) DT y hasta empezar a entender a los tremendistas que se animan a pronunciar la palabra "crisis".
Sin embargo debemos ser claros y reconocer que hoy perdimos contra un gran equipo.
Atlético Rafaela viene de ganarle a Godoy Cruz de Mendoza que pasó a la segunda fase de la Copa Libertadores.
Rafaela está pasando un mejor momento que Racing por ejemplo.
Además, este equipo, fue a la cancha de River y "le pegó un baile" en el mismísimo Monumental.
Si hiciéramos una tabla de posiciones desde la reanudación nos daríamos cuenta que está quinto.
Es cierto que si, en la única jugada clara de Almagro, Reniero abre un poquito menos el pie y convierte el mano a mano que tuvo, tal vez el partido lo ganamos.
Pero el resultado final fue lógico y justo.
Ya desde el comienzo Almagro fue acosado por "la Crema" que lo ahogaba en la salida y no le permitía salir jugando.
El delantero Leandro Diaz no dejaba de moverse entre los defensores tricolores generando peligro.
Almagro era puro esfuerzo de Quiroz en el mediocampo y algunas pinceladas de calidad de Grahl (que retornaba luego de la suspensión).
Barboza se frustraba en cada ataque sin poder desnivelar y Basualdo por la otra punta se ocupaba más de marcar que de avanzar.
Gallegos quería pisarla pero generalmente jugaba hacia atrás para que los defensores terminaran reventándola ante la presión.
El gol llegó a los 13 del segundo tiempo,  tras un centro de pelota parada en que la redonda quedó boyando para que Campi saque un remate ascendente que rompió el arco.
Almagro fue en busca del empate pero chocó con sus propias limitaciones.
Entró Vergara por Basualdo, más tarde Cháves por Gallegos y sobre el final "Patrulla" metió a Acosta por Quiroz.
Rafaela tuvo varias de contragolpe que no pudo convertir y así el partido se fue extinguiendo, poco a poco, al igual que nuestro sueño copero.

www.almagro100.com.ar