martes, 8 de noviembre de 2011

LOS PIES SOBRE LA TIERRA

COLUMNA DE OPINION LIBRE
POR: SANTIAGO FIGUEREDO (PERIODISTA-RADIO BELGRANO)

El equipo nunca pudo consolidarse, más allá de contar con buenos jugadores. Almagro tiene muchos altibajos y casi nunca pudo armar el mismo equipo de un partido a otro.

En algunas ocasiones, ciertos jugadores han actuado en posiciones que no son ideales para su desempeño, aunque esto se debió a la falta de futbolistas para reemplazar a aquellos que originariamente eran titulares en su puesto. Almagro tiene un plantel corto, donde solo hay recambio en la mitad de la cancha, sobre todo en el sector central (Santa Cruz, Farías, Libramento).

Además, Figueroa es irremplazable –al igual que Lanaro- y tampoco hay suplente directo para Becerra. A pesar de algunas falencias colectivas, el equipo nunca fue abrumado por los rivales –a excepción del partido con Sarmiento- y cuenta con la aparición de juveniles destacados: Shunke es titular; Quiroz, Adrián Pérez, Espínola, Arrechea y Acuña pueden ser variantes interesantes para este momento de búsqueda de identidad, tras la llegada del experimentado entrenador Mario Finarolli.
*

Respecto al momento intitucional creo que el club tuvo un cambio radical en la conducción.
Luego de muchos años, el oficialismo se derrumbó estrepitosamente por las últimas administraciones.
El socio dijo “basta” y confió su voto a una lista empujada por la Peña que jamás había tenido experiencia en el manejo del club.

Sin embargo, en pocos meses, la nueva Comisión Directiva lidió con innumerables problemas económicos heredados y trató de darle transparencia a la gestión. El primer paso está dado y ajustar los números fue un trabajo doloroso y angustiante. Sin embargo, el desafío para volver a ubicar a Almagro en un lugar de jerarquía debe ser guiado hacia dos direcciones: el crecimiento deportivo e institucional.

El camino será lento y muy áspero, sobre todo porque la CD todavía encuentra muchas trabas en su misión.

La experiencia solo se consigue gestionando y reposicionarse en AFA, sumar sponsor y contratar buenos jugadores serán parte de aquellos desafíos que la dirigencia necesita cumplir para poder prosperar.
Almagro no es un club de barrio, sino un club de fútbol.

No obstante, hay que ser conscientes del momento institucional y del pasado reciente.

Almagro todavía no está para dar el salto de categoría, como tampoco merece bajar al escalón inferior.

Hay que tener los pies sobre la tierra y continuar el proceso de saneamiento y reordenamiento administrativo, para luego crecer en lo corporativo.

A partir de allí, Almagro podrá ir en la búsqueda del lugar perdido en la B Nacional.

12 comentarios:

  1. Excelente Nota.
    Saludos Tricolor

    ResponderEliminar
  2. muy buena nota santi, excelente

    ResponderEliminar
  3. Claro, se ve que sabes poco de la historia de Almagro, esta CD no heredo nada, sigo que COMO CORRESPONDE se tiene que HACER CARGO DE LO QUE ENCONTRO, como tambien se tendran que HACER CARGO LOS NUEVOS QUE VENGAN A PARTIR DE AGOSTO 2012 (Ejemplo, los Juicios de Sanchez, Tito y los demas que sigan cayendo), como tambien SE DEBERAN HACER CARGO DE LOS MESES QUE LES DEJEN DEBIENDO AL PLANTEL, Imaginate Santiaguito, que estamos en Noviembre, el Campeonato empezo hace 3 meses y a los Jugadores ya se le deben 2 meses, entonces algun dia se tenran que dar cuenta que el Clun no se fundo en 2004 cuando ellos se hicieron Socios, cuando vinieron con su bonomia por delante y tambien con su falsedad ("Escupime la Cara") por detras, nadie cae o sale de la nada, se les dio un lugar, se los ayudo en las obras que hicieron y en agradecimiento, mostraron lo que son, una secta de soberbios que dividio a la Familia de Almagro, y hasta pacto con nuevos delincuentes llamados Hinchas (Ojo, los anteriores tambien lo eran), Santiaguito, informate mejor para opinar.

    Lastima que no dijiste que te parecia que el Presidente pusiera a la mujer de Tesorera, que la plata del club la metan en sus cuentas personales, que no informen que se cobra y que se paga.

    Una lastima lo tuyo Santiaguito, si lo ves, saludos a Firulete

    ResponderEliminar
  4. cuanto odio que te sale... todas mentiras... cuanto odio DF

    ResponderEliminar
  5. La nota parece bastante sarasa, santacruz es recambio de que, se contrataron 8 jugadores impresentables, se le renovó a un DT que es la nada misma despues de ni siquiera clasificar para el octogonal, me parece una nota de compromiso que se puede aplicar a cualquier club del fondo de la tabla, es decir muchachos están mal pero algún día mejoraran

    ResponderEliminar
  6. En general coincido con Santiago y si bien esta comision en muchas cosas mejoro la situacion tambien es cierto que en la parte futbolistica hasta ahora no acerto ni una . Y me quedo con una frase atinada de Santiago " ALMAGRO NO ES UN CLUB DE BARRIO , ES UN CLUB DE FUTBOL ..." . Si esta comision lograra por fin comprender eso le iria mucho mejor al club , ya que el espiritu que nos moviliza a la gran mayoria de los almagrenses es el futbol y la gloriosa camiseta tricolor
    Ojala que lo comprendan , ojala que no sea tarde ... para el club y para ellos
    Saludos para Santiago un almagrense

    ResponderEliminar
  7. coincido algunas cosas, pero deja de apoyar a lanaro! es mas malo que la droga!

    ResponderEliminar
  8. 1)SERIA EL COLMO QUE A ESTOS MUERTOS SE LES DEBA 2 MESES, DONDE ESTA EL CAMPEONATO ECONOMICO. ME BANCO VEGETAR EN LA B PERO POR LO MENOS PAGUEN AL DIA SINO SON MAS DE LO MISMO( PREFIERO DEBERLE 2 MESES A LOBOS O TAUBER Y NO A VICENTE Y CIA).2)SI SE HICIERON SOCIOS EN EL 2004 NO IMPORTA SI HUBO SOCIOS CON MUCHOS AÑOS DE ANTIGUEDAD Y SE LLEVARON TODO 3)COINCIDO CON EL HINCHA DE RACING EN QUE ALMAGRO ES UN CLUB DE FUTBOL Y NO UN CLUB DE BARRIO,

    ResponderEliminar
  9. CHUPENME LOS HUEVOS TODOS

    ResponderEliminar
  10. Pruebas que se llevaron todo. NO hables po boca de ganso o boca de "ESCUPIME LA CARA"

    ResponderEliminar
  11. Se llevaron todo, hasta los puntos para el promedio! Nos vamos a la C!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Comentarios Facebook