lunes, 7 de noviembre de 2011

TODAVIA NO SE VE

Mario Finarolli tuvo una llegada progresiva.
Tras algunas vacilaciones iniciales, supuestas ofertas de otros clubes, demora por asuntos de salud, problemas familiares, demora en la firma, viaje a Junín posterior, con ayudante o sin ayudante, junto Rizzo... El hombre llegó.
Se convirtió definitivamente en el DT de Almagro, dirigiendo un partido tras una semana de práctica.
Eso pasó el sábado.
Con lo primero que nos encontramos fue una formación diferente.
Tres cambios en la defensa: afuera juveniles (Arrechea, Schunke) y al banco Vega.
Volvieron Crespin, Vicente y Suigo en el medio.
¿Qué busco Finarolli?
Posiblemente experiencia.
Pero el funcionamiento no mejoró.

En el complemento, con el resultado 0 - 0, y las salidas Soto y Suigo, por Iglesias y Vega, se superpobló el mediocampo de volantes.

Si bien Diego fue más arriba, parecía que se superponían las posiciones.

Y como nadie se soltaba, el amontonamiento impedia el juego.

Sin circuto futbolístico nunca pudimos inquietar a Colegiales.
Se observaron muchos desacoples y cierta lentitud comparando con los últimos partidos.
Paradójicamente "Lo Nuevo" terminó parecido al pasado.
Como una especie de "evolución circular" el rendimiento de la defensa (y del equipo en general) fue similar a la "Era Mendez".
Es cierto que este técnico recién empieza.
Quizás la llegada paulatina al Club nos de la falsa sensación de que ya pasó mucho desde su arribo.
Finarolli tiene todo por delante, aunque por ahora el equipo no se ve.

www.almagro100.com.ar