sábado, 11 de septiembre de 2010

¿Y ESTOS IBAN PUNTEROS?

Sociedad de fomento 1 – ALMAGRO 1
La sacaron barata porque Almagro mereció ganarlo.

Con un esquema super ofensivo, el tricolor jugó mucho mejor que los locales, tuvo mas situaciones de gol y manejó los tiempos del partido. Lástima porque estaba para ganarlo. El gol de Almagro lo realizó Germán Lannaro a los 2’ ST, el empate lo realizaron a los 8’ ST de tiro libre. La figura: Richard “El Tino” Murillo. Ellos, terminaron pidiendo la hora y sin la punta. Ah! Y por supuesto siguen siendo hijos nuestros!

Hay que sacarse el sombrero por el esquema audaz que planteo Mario Rizzi para jugar el clásico con tres delanteros bien definido, con dos volantes ofensivos y solamente con Farias para la recuperación (4-1-2-3), además del planteo táctico, la idea de salir a ganar desde el primer minuto fue bárbaro, de mojarle la oreja permanentemente es lo que esperaba todo hincha de Almagro por historia y por camiseta. Además en actitud los jugadores dejaron todo en cada una de las pelotas, nada para reprocharles.
Y fue así, el equipo local se vio sorprendido desde el comienzo del partido porque desde los pies de Diego Figueroa y de “Pachorra” Burzac, pusieron al ¿puntero? contra las cuerdas, el primer tiempo se jugó mucho en la mitad de cancha y casi nunca inquietaron el arco de Colocca, siempre estuvo mas cerca Almagro, primero con un cabezazo del “Tino” Murillo y luego con una mala definición de Juampi Gómez. Lo único malo y preocupante para Almagro fue la lesión de Agustín Farias, que fue reemplazado por Maidana cuando terminaba la primera mitad. Muy destacable la entrega del colombiano Murillo, en su nueva posición de centro delantero y colaborando con todo el equipo cuando había que recuperar el balón.
La segunda mitad comenzó con un golpe en contra del equipo de Hugo Curto, cuando a los dos minutos Germán Lannaro se mandó una patriada pisando el área rival, convirtiendo el primer gol para el tricolor con un fuerte tiro que no pudo atajar el golero local. Pero mucho no se pudo aguantar porque seis minutos después llego el empate con un tiro libre que pasó por debajo de la barrera y que entró en el primer palo de Colocca. A partir de allí, otra vez Almagro fue superior, tuvo varias situaciones para definir el partido, con una de Claudio Acosta que paso besando el palo izquierdo, con otra de Diego Figueroa que paso por arriba del travesaño, con un corner donde a Bonfligi le convirtieron un penal mas grande que una casa, pero el arbitro “localista” Delfino no lo cobró. Los locales nunca más llegaron al arco tricolor.
Por eso fue una lástima que no se pudo ganar un partido donde se tenía al rival contra las cuerdas, Almagro lo mereció ganar, por eso seguramente no se escucho nunca a la tribuna local, o debió haber sido porque perdieron la punta…o porque la paternidad sigue siendo tricolor o tal vez porque se dieron cuenta que el mas grande y el capo sigue siendo nuestro querido Almagro, Almagro de mi vida.

www.almagro100.com.ar