lunes, 15 de octubre de 2018

EL TRES DE FEBRERO EXTRAÑA A LOS SABADOS

En lo que va del torneo Almagro nunca jugó un sábado de local.
La bronca de los hinchas se acumula ante los días de programación de los partidos que el Tricolor disputa en el Tres de Febrero.
Nuevamente nos mandan a jugar un viernes y el público explotó quejándose, proponiendo protestas y acusando a propios y ajenos por esta situación.
JUAN MANUEL LUGONES - APREVIDE
Ahora bien: ¿Hay un culpable?
En el centro de la escena aparece Juan Manuel Lugones, titular de la APREVIDE, quien lejos de trabajar en silencio parece exitarse con estas polémicas y se muestra en medio de los operativos muy activo con fotos y publicaciones en sus diferentes redes sociales.
Este señor Lugones es el que toma las decisiones y parece haberse encaprichado con Almagro como si fuera una cuestión personal.
De hecho no dudo cuando polemizó públicamente con el presidente Julián Romeo el mes pasado tras el papelón de la suspensión y luego disputa del partido con Independiente de Mendoza, cuando se discutió el pago del operativo policial por parte de la institución.
Esas diferencias entre los dirigentes y Lugones vienen de más atrás.
Recordemos el partido de fines de 2016 cuando Franco Quiroz recibió un balazo de goma en su cabeza cuanto intentó impedir incidentes entre hinchas y efectivos policiales.
En aquel entonces Romeo denunció que solo había 28 efectivos en el Estadio y Lugones lo acusó de mentiroso.

QUIROZ TRAS RECIBIR EL BALAZO DE GOMA EN SU CABEZA
Por todo esto, y volviendo al presente, es que suena injusta la acusación a la CD que algunos hacen respecto a los días que se juega de local.
Son justamente los dirigentes los principales interesados en que se logren buenas recaudaciones especialmente en este torneo en el que Almagro lucha por los primeros puestos.

Mucho más de fondo es el debate acerca de la posición que esta dirigencia tomó frente a los barrabravas para alejarlos.
La situación se había ido de las manos y todos los que íbamos a la cancha lo percibíamos.
Hay quienes manifiestan no les gusta que la tribuna haya perdido "la fiesta y el color" de la hinchada y es entendible tras haberse modificado todo lo relacionado con el folclore de la "Popular".
Aunque sin dudas será el tiempo el que termine valorando esta decisión valiente de la CD, que nos podrá convertir en pioneros en la búsqueda de una nueva forma para vivir el futbol y, si así sucede, este será el mayor éxito de esta gestión.
Que nos hagan jugar los viernes, tal vez sea también el castigo del sistema por querer cambiar las cosas.
Una consecuencia que pega en el lomo del socio, cuyo reclamo soberano es irrefutablemente válido, aún sin saber en medio de este laberinto quien es el verdadero responsable.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Comentarios Facebook