domingo, 26 de noviembre de 2017

¿Y AHORA QUE HACEMOS?


Almagro quedó segundo en la tabla y el triunfo de visitante en el Estadio Centenario le permite soñar.
Es cierto que al equipo aún le faltan ajustes.
Todavía la formación "no sale de memoria" y para convertirse en candidato no puede permitirse salir dormido como lo hizo (nuevamente) en el arranque del complemento.
Pero para ser justos debemos asumir que en la cancha se pueden ver signos positivos que apuntan a pensar en un buen porvenir.
El arquero es una fija: para hablar de él hay que oponerse de pie.
Algunos podrán cuestionar su actitud cuando sale, pero los resultados hablan por él: muy pocos goles en contra.
La defensa es sólida, especialmente por Rodriguez, un jugador anónimo y sin destellos que se afirma sin errores, sin generar riesgos y seguro en su puesto.
El otro central todavía no tiene nombre: el "tano" Di Benedetto con varias fechas por cumplir, Paparatto el jugador con "más apellido del plantel" nuevamente lesionado y Coronel buscándose un lugar.
Torres por izquierda y Mieres por derecha, amenazados por los históricos Iglesias y Sansotre que siempre merecen un lugar.
Piovi es el "ancho de espada" y lleva la 5 como nadie, sin podernos explicar como tardó tanto en ser el dueño de 
esa posición.
Compagnucci y  el "Pela", jugando más adelantado, son también fijas.
Nelle parece ser un preferido de Grelak y por lo tanto debemos imaginarlo en la cancha.
Luego tenemos un debate sobre jugadores que disputan de la mitad para adelante: Ruiz Sosa, Scatolaro, y más arriba Bonansea y Fernández.
Con todas estas certezas y estas dudas Almagro quedó al borde de la cima y el sueño de volver a la Primera División.
El triunfo dio una muy buena señal y ahora hay que ratificarlo.
La tabla d posiciones no miente y los partidos que siguen serán determinantes para saber para que estamos.


www.almagro100.com.ar