viernes, 12 de abril de 2013

GOLEADA PARA SOÑAR

ALMAGRO 3 - ACASSUSO 1

Con seis cambios respecto al último partido, Almagro logró una victoria de local que nos permite seguir ilusionados con la clasificación al reducido.
La clave del partido fue la solidez de la dupla Quiroz y Lillo, quienes se asociaron muy bien y fueron los dueños del mediocampo. Si bien resulta imposible lamentar los puntos perdidos con Tristán y Central Córdoba, bien vale decir "no está muerto quien pelea" 

Hasta los 19 minutos del primer tiempo no había pasado nada, pero a los 20 se gestó una jugada bárbara que terminaría en un golazo con el que Almagro abriría el marcador.
Pase en profundidad de Sparapani para Vera, que de taco le devuelve una pared de lujo que le permite a Lucas dar un paso adelante para luego jugarla atrás para Iglesias que disparó en diagonal cruzado, convirtiendo el primero del tricolor.
Acassuso dentro de sus limitaciones salió a buscar el empate, pero recién llegó a inquietar a los 31 minutos mediante un disparo de Blanco que tapó bien Bruno Centeno.
A los 34´ Belleri se la pasó al arquero Ruhl que exigido y la tomó con sus manos de manera.
Barraza no dudó y cobró indirecto, dentro del área chica a cuatro metros del arco, pero muy esquinado casi sobre la línea de fondo.
El acierto del árbitro se compensó con un grosero error de la distancia de la barrera que se ubicó mucho más cerca de la pelota, debiendo haber quedado todos sobre la línea de gol.
Como habitualmente sucede estas jugadas no terminan en gol, y así fue que  Vera se la abrió a Lucas que remató al primer palo y despejó el arquero de Acassuso.
A los 40 llegó el segundo gol por intermedio de  Quiroz que romió el arco en una jugada en la que primero no pudo Pedrozo, luego Sparapani y finalmente le quedó a Franco que le dio un puntazo ascendente violento que perforó la red.
En el segundo tiempo Almagro se paró un poco más de contra, y la visita chocaba con sus propias limitaciones.
Poco a poco el tricolor se fue haciendo dueño de la pelota nuevamente y logró monopolizar el juego, generando varias asociaciones colectivas interesantes, demostrando volumen de juego y llegando con peligro.
Todos los de Almagro sabemos que nacimos para sufrir, y tal vez por ello no nos sorprendió que a los 30 minutos del segundo tiempo, después de una mala salida de Sparapani, el ingresado Gómez quedara mano a mano y el arquero Bruno Centeno  le cometiera penal.
Blanco cambió el penal por gol, y a todos los presentes nos sobrevoló el fantasma del lunes pasado frente a Tristán Suárez en el que nos empataron a los 49 del segundo.
Ese mismo miedo se trasladó a la cancha e impactó en el equipo que pasó de dominador absoluto a asumir una postura temerosa y visibles imprecisiones.
Pero apareció de guapo Nicolás Arrechea, que había ingresado por Lucas Sparapani y robó una pelota en mitad de cacha, corrió y la llevó al área, para que en un tres contra dos y despues de unos toques entre Vera, Castano,  nuevamente Arrechea, llegara el remate del Chipi para marcar el definitivo 3-1.
Almagro tendrá una nueva prueba en cuatro días, y Carlos Mayor determinar en muy poco tiempo que hace con este mediocampo que funcionó tan bien ante la posibilidad de contar con Basualdo que cumplió la suspensión, si mantiene a Pedrozo que se lo vio rápido aunque un poco "livianito" en algunas jugadas, como así también Humberto Vega de buena actuación y el posible regreso de Diego Figueroa.
Muchas opciones para pocos días y un único objetivo: ganar en Morón para seguir en carrera.

www.almagro100.com.ar