domingo, 27 de enero de 2013

NO LEVANTAMOS CABEZA

Almagro empató 1 a 1 con Brown de Adrogué y los socios que presenciaron el partido volvieron a despedir al equipo con silbidos.



Los cuatro cambios que dispuso Carlos Mayor le permitieron a Almagro mostrar una leve mejoría en su funcionamiento pero no le alcanzó para ganar el partido frente a Brown de Adrogué.
El equipo pareció quedarse "sin nafta" y no logró mantener el nivel y fue perdiendo el control de la pelota a medida que pasaron los minutos.
Para destacar algunas maniobras interesantes en ataque de Torres, un visible mejoría en el estado físico de Figueroa, al que se lo vió muy activo y un gran nivel del Chipi Vera, quien es sin duda el jugador mas desequilibrante que tiene este plantel.
Un párrafo aparte para Bruno Centeno, que atajó muy bien y no tuvo responsabilidad en el gol, mas allá que desde la popular no dejaron de gritarle. Es realmente llamativa la situación que vive el arquero, ya que aún habiendo atajado muy bien en los últimos partidos, hay hinchas que no paran de hostigarlo.
De la misma forma que en este medio se lo criticó cuando tuvo actuaciones flojas, nos parece justo destacar estos insultos "poco naturales" y de dudosa espontaneidad que recibió en los últimos encuentros y sin dudas pueden afectarlo a él y a sus compañeros.
Lo peor de Almagro volvió a ser la defensa. Lanaro tuvo otro "blopper" que casi termina en golnuevamente y se lo notó impreciso, al igual que a Schunke e Iglesias. Respecto a Franco, el defensor que llegó como refuerzo, tuvo una actuación irregular, algunas fallas iniciales y luego fue mejorando.
Quiroz no paró de correr, Libramento intermitente y a Ruquet, que tuvo un  buen partido, no se lo buscó tanto, insistiendo demasiado en atacar por izquierda.
Justamente en una de las pocas jugadas por derecha llegó el gol de Almagro, tras una pelota robada por Torres que se la dió a Ruquet, para sacar un centro perfecto a la cabeza del Chipi Vera que cambió el palo y marcó el uno a cero.
En el segundo tiempo, Almagro tuvo algunas situaciones claras como un tiro mágico de emboquillada que intentó Diego y Burtovoy logró manotear y una llegada en profundidad de vera y un centro atrás que nadie pudo conectar.
Almagro se fue quedando y Brown fue en busca del empate que llegaría tras un cabezazo de Greco luego de un centro cruzado.
A partir de allí el equipo buscó mas con el corazón que otra cosa, empujando los volantes, especialmente Basualdo que estaba mas fresco y había ingresado por Libramento que se fue lesionado, pero no alcanzó.
Lo tuvo Torres de derecha pero controló Burtovoy y después Ruquet de cabeza, pero dió en el travesaño.
Final uno a uno y las manifestaciones de reprobación que bajaron de la tribuna dejan en claro que, a pesar de haber jugado mejor, no alcanza para calmar el desánimo generalizado con el presente tricolor. 

www.almagro100.com.ar