martes, 25 de agosto de 2015

RESCATO UN PUNTO EN UN PARTIDO COMPLICADO

Almagro igualó esta tarde ante Acassuso 1 a 1 en Vicente López, frente a un rival difícil que le impidió desarrollar el juego de las últimas fechas y que por momentos le robo el mediocampo y la pelota, pero que reaccionó cuando se encontró en desventaja pudiendo nivelar el juego y empatarlo de penal por intermedio de Altamirano.



Las crónicas periodísticas muchas veces (sino siempre) son caprichosas y dependen del que las escribe.
Mucho más las pertenecientes a los medios partidarios.
Por ello la tentación de decir: "Almagro no jugó como contra Riestra" lo que sería una verdad, pero dejaría flotando la idea de que se jugó peor, solo en desmérito del propio rendimiento, y sería muy injusta con Acassuso, quien justamente no jugó como Riestra, por lo que Almagro no logró ganar ni lucirse.
En definitiva lo que pasó hoy es que el equipo fue otro al del pasado partido, y eso es mas mérito de Acassuso que de nuestras debilidades.
Almagro arrancó incómodo.
No lograba tener la pelota y cuando lo hacía terminaba revoleándola por el aire ante la presión del local.
El local tampoco deslumbraba, pero mantenía su vocación de jugar con la pelota apoyada en el piso.
Sin embargo la primera la íbamos a tener nosotros, con una escapada de Castano que se metió en el área, mano a mano, y eligió darle el pase a Altamirano que también entraba solo por el medio, pero aún esforzándose no pudo alcanzar el balón.
Nos quedamos pensando en que si no era mejor que le hubiera pegado al arco, ya que el "pelado" tenía buena posición, aunque para ser justos, sino entraba le hubiésemos recriminado porque la tocó...
En definitiva esa jugada nos invitaba a la ilusión de los presentes en Vicente López.
Pero lamentablemente el partido se hizo cerrado, Almagro perdió la pelota y no logró generar juego.
A los 25 una nueva chance para Almagro tras un centro de Arce que el defensor de Acassuso casi mete contra su arco.
A partir de allí el local empezó a crecer y Almagro en consecuencia retrocedió.
Llegando a los 40 el árbitro cobró una falta dudosa, sobre el lateral izquierdo en tres cuarto de ataque en favor de Acassuso.
También pareció exagerada la amarilla a Ronconi por la falta y toda larga ceremonia previa a la ejecución.
De ese tiro libre nació un centro cruzado de izquierda a derecha que Minici logró conectar y superar al arquero Agustín Gómez que estaba mal ubicado, un par de metros adelantado, suficientes para que la pelota ingrese al arco por arriba de su cuerpo.
Estábamos cayendo por un gol y la tarde que se complicaba.
Almagro sintió el golpe y fue con todo a buscarlo.
Sobre el cierre de la primera etapa y luego de algunos rebotes en un ataque desprolijo, la pelota derivó en Ruquet que desde afuera del área le pegó por abajo y la pelota se fue cerca del palo derecho del arquero de Acassuso.
Así concluyó la primera parte.
En el complemento Almagro siguió buscando: con un remate de Arce al minuto que se fue cerca y más tarde con una escapada de Altamirano que enganchó ingresando al área y el defensor tirándose al piso logró tirar al corner, mitad con el cuerpo mitad con la mano, lo que desato las queja del "gordo" y la simulación exagerada del defensor elongando como si el balón le hubiera dado en los testículos (lugar donde seguro no impactó) y ratificando que algo trataba de ocultarle al árbitro que ya había dado tiro de esquina, desestimando la situación.
Fernando Ruiz metió a Holgado en lugar de Maxi (de buen rendimiento) y más tarde saco a Lucas (que estaba amonestado) e ingresó Chávez.
Llegando a los 20 lo agarraron a Ruiz Sosa en el área y esta vez el juez Rey Hilfer no pudo obviar, aunque tardó una eternidad en sancionarlo.
Fue Altamirano el que dijo "le pego yo" despejando cualquier duda y ahuyentando a algunos compañeros que se le acercaban, y tras una carrera corta la acarició abriendo el pie, definiendo a la derecha a mitad de altura: Goooool de Almagro, uno a uno.
Fue entonces cuando Acassuso volvió a salir a buscarlo y Almagro eligió pararse de contra.
Casi le sale en un contragolpe que tuvo Arce y desperdició.
Esa situación se mantuvo hasta le expulsión de Ronconi (por doble amarilla) y que el DT quiso corregir rápidamente con un cambio en el que ingresó Sansotre por Riuz Sosa.
A partir de entonces el partido se fue desinflando hasta finalizar.
Nos quedó la sensación de que se rescató un punto ya que fue un partido muy complicado para Almagro.
Siguiendo la lógica de las crónicas periodísticas partidarias imaginamos que la de los colegas de Acassuso tal vez diga: UN PUNTO CON GUSTO A POCO, pero bueno, ese ya no es nuestro problema.


www.almagro100.com.ar