domingo, 14 de junio de 2015

UNA NOCHE DENTRO DEL FUTBOL SENIOR


Me invitaron a pasar.
Di un paso al frente y el DT cerró la puerta del vestuario.
Quedé mezclado entre ellos.
Adentro se había formado una ronda todos sentados.
Algunos en un banco de madera y el resto en el piso.
Beto el DT comenzaba a dar la charla técnica.
Todos los jugadores con la tricolor puesta lo miraban atentamente.
Allí frente a mí, Sinisterra, Bernacchia, Rivero y hasta el Beto Yaque, que como había sido el ultimo en llegar terminaba de cambiarse.
Fue realmente mágico.
Estábamos en el vestuario de la cancha auxiliar de Ferrocarril Oeste
Todo el equipo de Futbol Senior del Club Almagro antes de salir al campo de juego a disputar una
nueva fecha del Torneo de Leyendas.
Era increíble verlo al colombiano, que hace una década y media había convertido el primer gol del Almagro tras 62 años en el ascenso, en la cancha principal (a pocos metros), concentrado a punto de comenzar un nuevo partido. Impresionaba.
A pocos metros, el mismo arquero que con sus manos atajó el penal que nos llevaría por tercera vez a Primera División, acomodándose los guantes.
Cerquita de él, Gerardo Rivero, aquel que explotó en nuestra institución para emigrar a España, jugar en el Osasuna y hasta convertirle un gol al Barcelona en el mismísimo Camp Nou... Ahora escuchando las indicaciones precisas del DT del Senior.
Y hasta el gran Beto Yaque, que nos dejó afónicos por hacerrnos gritar cientos de goles con la azul blanco y negro, sonreía cuando todos coincidían en que él era una ventaja, que alcanzaba con tirarle centros para que "hiciera lo suyo".
Todo lo que veía me ponía la piel de gallina.
¿Cómo estos tipos enormes eran dueños de tanta humildad de colarse entre jugadores (algunos amateurs), escuchar a ese DT que dejaba la vida en la charla previa motivándolos y se tomaban en serio un partido de Futbol Senior?
La puerta se abrió y salimos a la cancha.
Allí estaba Ferro, con sus ídolos "con algo de panza", que los recibió con abrazos, chistes y risas.
Hubo movimientos pre competitivos hasta que el árbitro hizo el sorteo y empezaron a jugar al futbol.
Los que no jugábamos nos quedamos cerca del banco,
Allí también  estaba el tesorero del Club que se acercó a presenciar el partido.
También estaba el Secretario del club, pero dentro de la cancha, y con la 4 en la espalda demostró que el sector derecho de la defensa le pertenecía con solvencia y algo de futbol al salir jugando.
Un ignoto cinco de apodo "Rulo" que fue la figura de la cancha, Guillermo Tato el delegado y mentor de esta iniciativa, que juega de 9 si sale Yaque, Cristian Ruggeri de central y un grupo de jugadores, para mi sin apellido, que se mataban en cada pelota y defendían la camiseta.
Acá Brahaman juega de volante y grita en todas, con su voz aguda y su tono caribeño.
Rivero juega de 10 y sigue siendo dueño de un guante en el pie, que le permite distribuir juego con pelotazos perfectos, que son pinceladas que lo distinguen.
Además "el Gera" demostró que cambió velocidad por pausas inteligentes, andando la cancha casi en puntas de pie.
Bernacchia que está más delgado que cuando jugaba profesionalmente, no tuvo mejor idea que atajar un penal a los tres minutos del primer tiempo, haciéndonos volar imaginariamente a todos hasta el 2004 contra el globito de Tres Arroyos.
Y el Beto, que decir del Beto...
Se paró de nueve, cabeceó todas saltando más que todos, rozando el cielo, volviendo hasta el mediocampo a defender y con varias chances de gol que al no concretarlas, se molestó con el mismo.
Los dos tiempos de 35 minutos se escurrieron rápidamente, y la derrota tres a dos fue el tema de debate central del tercer tiempo realizado en Fiama, la pizzería de Rivadavia y Lautaro en Caballito.
Agradecí a todos la oportunidad de haber podido vivir íntimamente esta experiencia.
Descubrí que estas iniciativas, que quedan eclipsadas por las angustias que vivimos en la primera división, son importantes, trascienden en sí mismas, cultivan la identidad tricolor, capitalizan el patrimonio histórico del Club haciendo parte del presente a las figuras del pasado y contribuyen al engrandecimiento de la institución.

POSTALES DEL SENIOR DEL CLUB ALMAGRO

SINISTERRA DOMINA LA PELOTA Y DE FONDO EL ESTADIO DONDE LE CONVIRTIO A INDEPENDIENTE
AL BETO YAQUE LO MARCAN ENTRE DOS, IGUAL GANA Y SACA EL DEREHAZO



HUMILDAD Y PROFESIONALISMO TODOS ATENTOS A LA CHARLA DE CARLOS ROBERTO EL BETO ALICE
LOS 18 JUGADORES DEL EQUIPO DE FUTBOL SENIOR DEL CLUB ALMAGRO

www.almagro100.com.ar