sábado, 5 de marzo de 2016

EL TRICOLOR LE TOMO LA LECHE AL GATO

ALMAGRO 2 - ATLETICO PARANA 0
Atlético Paraná "el Gato" entrerriano llegó invicto a José Ingenieros pero se fue derrotado con goles de Medina y Oscar Altamirano.
El tricolor ganó con autoridad un partido que podría haber tenido un resultado más abultado.
Las figuras fueron Richard Shunke en el fondo, Ariel Chaves en el medio y "el Gordo" en la delantera que lidera la tabla de goleadores de la Divisional.


La búsqueda del equilibrio parecía ser la materia pendiente de este Almagro que arribó a la nueva categoría de "arrebato".
Si bien puede aparecer como un diagnóstico anticipado, lo que vimos hoy en el Tres de Febrero se parece mucho a lo que consideramos "equilibrio".
Es cierto que faltan ajustes, pero el equipo que primero tuvo que demostrar que "estaba vivo" después del mar de dudas que dejaron las dos derrotas (Chicago y Los Andes), ahora se muestra ordenado y con pretensiones de protagonismo.
"Sumar afuera y ganar adentro" es la fórmula para mantener la categoría y ubicarnos de la mitad para arriba, y con el triunfo de esta tarde frente "al Gato" entrerriano, Almagro la está cumpliendo.
El Tres de Febrero brillaba con color de sobra: los trapos, la gente, el azul-blanco-negro dominando las tribunas y el verde parejito de un campo de juego orgullo tipo billar.
Ante ese marco, y al minuto de juego, una obra de arte mediante una combinación rápida y exquisita, sumada una habilitación "mágica" de Barale con el taco para que Medina convierta el primero, tempranito y gritándolo esta vez.
Golazo.
El arranque ideal y a partir de allí a controlar el juego.
Atlético Paraná que no había perdido aún (era uno de los dos invictos junto a Talleres de Córdoba) sintió el impacto y salió a buscarlo sin muchas ideas y chocando con su propia ansiedad.
Almagro buscaba mantener el orden y la solidez defensiva de Luciatti y principalmente Schunke (que fue una de las figuras) neutralizaron todos los intentos ofensivos de la visita.
El segundo tiempo el tricolor no lo arrancó bien.
En el inicio se fue quedando y la visita comenzó a aprovechar los espacios.
Fue en el peor momento de Almagro cuando apareció "el Gordo" que está imparable, y le pega al arco cada vez que puede.
Esta vez fue desde afuera del área, desde una posición incomoda y con un movimiento poco ortodoxo, pero aún así sacó un remate venenoso que rozo en la cabeza del defensor rival Reynoso, variando levemente la dirección de la pelota que tomó mucho mas efecto, picó y se metió en el arco dejando en ridículo al arquero que se desesperó por recuperar la inclinación que le permitiría tapar la pelota, pero con un intento vano derrotado por la ley de gravedad que lo empujaba hacia el palo equivocado.
Todo era fiesta, pero como siempre sabemos los de Almagro respecto a que siempre tenemos que sufrir un poco, llegó la expulsión de Franco Quiroz, una de las piezas fundamentales de este plantel que tal vez solo deba corregir la intensidad y la vehemencia que le provoca ver la roja más veces que las que deseáramos.
La superioridad numérica no le alcanzó a Paraná para emparejar el partido.
Gallegos por Ronconi, Sardella por Medina y Ledesma para que aplaudan a Oscar Altamirano.
Almagro terminó cuidando el balón cerca del banderín del córner, y así se consumieron los 48 finales que, con el pitazo, se hizo oir el Tres de Febrero con gritos de festejo, sensación de alivio, esperanzas e ilusiones. Estas últimas, por ahora cautelosamente disimuladas.



www.almagro100.com.ar