sábado, 17 de febrero de 2018

MAL TRAGO: PITO CON SPEED

Almagro cayó derrotado por Deportivo Riestra por 1 a 0 con gol de Goya, en un partido dominado por fallos polémicos del árbitro Gastón Suárez.
El tricolor no jugó bien, y fue por momentos superado por el visitante que se paro de contra buscando la oportunidad con volantes "rápidos y livianitos" que complicaron.
Respecto al Juez queda la sensación de haber favorecido al visitante en muchos fallos, más allá de que la expulsión de Di Benedetto en el primer tiempo fue tan justa como determinante para el trámite del partido. 



Todo indicaría que esta crónica debe comenzar refiriéndose a Gastón Suárez, el elegido por casi todos los que fuimos a la cancha para culparlo por la derrota.
O comenzar por Matías Di Benedetto, que ingresó en lugar de Rodriguez afectado por una dolencia en la rodilla, que fue amonestado a los 17 minutos, se salvó de la segunda amarilla cerca de los 38 y que a los 44 puso una patada a la altura de la ingle en el mediocampo para cortar un contrataque y se fue al vestuario tras ver la roja y cambiar con esa acción el destino de la tarde.
Pero no...
Comenzaremos con Grelak, que si bien después del partido responsabilizó a los expulsiones de la derrota, parece encaprichado con Vergara que viene con un nivel bajo, que hoy encimó a Diellos con Bonansea y ninguno de los dos pareció cómodo, que los cambios tardaron más de lo que el partido parecía demandar, que sacó a Chaves que es el único dueño de la "varita mágica" y aún en partidos con lagunas es capaz de salvarte las papas con un "truco" y que tiene a Matías Ruiz Sosa corriendo del lado de afuera de la raya de cal sin entrar, más esta tarde en la que el partido pedía alguien rápído que se mueva por afuera.
No son criticas, pero sí puntos para reflexionar, charlas que abundan en las tribunas, ejes para debatir, que al escribirlos pretenden ser llamados de atención para un DT que defiende sus argumentos con puntos y eso es indiscutible.
Vamos al partido. 
Almagro arrancó dormido.
Gonzalo Bravo, 10 de Riestra, bajito, ráído y escurridizo, hacía lo que quería a partir del mediocampo.
A los 20 Almagro reaccionó y tuvo la primera llegada clara.
Centro de Vergara desde la izquierda, Diellos que no puede cabecear y la pelota deriva en Chaves que dispara al arco pero rebota en un defensor y se va al corner.
Inmediatamente después de ese tiro de esquina llegaría la segunda mejor tapada de la tarde, y hay que aclarar que es la segunda porque Limousin luego haría algo más heroico aún, pero esta de Morel fue realmente increíble.
Inmediatamente llegaría la tercera oportunidad desde un remate de Bonansea que se fue por arriba del travesaño.
Y otra más de Vergara, con un disparo de media distancia que picó antes complicando al arquero que con habilidad la mando al corner.
El tricolor era más y parecía que se iba a llevar por delante al rival.
Sin embargo llegó la torpeza de Di Benedetto y seguida la jugada más clara de Riestra que no fue gol solo porque estaba Limousin, un arquero que no deja de sorprendernos con las reacciones que demuestra debajo de los tres palos. Esto fue quemarropa, pero quemarropa de verdad y el 1 logró evitar el gol. Aplausos para el mejor jugador de Almagro: Cristian Limousin.
El segundo tiempo, con Sansotre y sin Diellos, el equipo lo inició sin recuperarse del impacto emocional de saberse con 10.
Para peor a los 13 minutos llegaría el gol (golazo) de Riestra a partir de Jonatan Goya que le pegó desde afuera del área, y el violento remate dio en el travesaño, picó y se metió en el arco.
A partir de allí poco y nada.
La expulsión de precoz Fernández, tras insultar al árbitro, tal vez sea la coronación de una tarde para el olvido.
Hasta el final fueron quejas con el árbitro que no dejaba de beneficiar a la visita con faltas poco claras e ignorar faltas claras a favor de Almagro.
Hubo dos penales no cobrados: una mano en el primer tiempo y un grosero agarrón a Scatolaro (que entró por Chaves (y no por Vergara)) dentro del área, ignorados con "actitud corporal soberbia" de Gastón Suárez el árbitro que a esa hora parecía disfrutar su rol de verdugo, y como "malo de la película" se llevó el titulo de esta nota y de la tarde. 
Ese que debió ser otro: "ALMAGRO DESAPROVECHO LA OPORTUNIDAD DE SER PUNTERO", pero perjudicándonos nos ayudó a encontrar una excusa para culpar a otro de nuestro mal desempeño.

Comentarios Facebook