viernes, 15 de julio de 2016

ROMEO Y SU SEGUNDA PRESIDENCIA

Julián Romeo será nuevamente presidente del Club Almagro. Que puede esperar el socio de este segundo mandato y cuales fueron los motivos por los que la oposición decidió no presentarse en un análisis del presente político tricolor


Los desafíos del presidente de cara al segundo mandato tendrán nuevo piso y nuevo techo.
Tras confirmarse la no presentación de una lista opositora, se despejó la cuestión electoral aunque quedan interrogantes respecto al manejo político de la institución de cara al futuro.
Romeo tiene por delante una oportunidad histórica de administrar el Club equilibrado económicamente, sin juicios que amenacen, militando en la segunda categoría del fútbol argentino y con ambiciosas posibles proyecciones en lo institucional.


EL INTENTO DE LA LISTA OPOSITORA

El desprendimiento del oficialismo no encontró suficientes dirigentes con disponibilidad de tiempo para dedicarle al club, dentro de una búsqueda limitada por los plazos de presentación de las listas.
Por ello decidieron no presentarse.
Vale destacar que la ruptura con ese sector se dio hace algo más de un mes, tras el famoso partido en Santiago del Estero.
Tal vez nunca se sabrá con exactitud que sucedió realmente en ese partido y quizás lo mejor sea mirar hacia adelante, pero vale destacar que esa salida repentina, que prosiguió con la renuncia del DT una semana después, hizo que este grupo de socios intentara, sin lograrlo, competir con el actual presidente.
Aún así este grupo aseguró que intentarán funcionar como oposición participando de la vida política del club.

DESAFIOS DEL OFICIALISMO

Internamente Julián Romeo se reencontrará con dos compañeros muy cercanos como Fernando Cascino y Ariel Di Fiore que regresan a formar parte de la dirigencia del Club, aunque en lugares diferentes.
Los tres posiblemente hagan autocrítica de las decisiones que terminaron en la salida de del Vice y el Secretario.
Cascino como vice se alejará del armado político y dará lugar a Damián Montardit, volcándose a nuevas tareas como el desarrollo de obras y proyectos que permitan el crecimiento institucional.
Julio Cucchi continua en Tesorería y es el hombre fuerte en los números del tricolor.
Cristian Spina otros de los laderos de Romeo deja el cargo de protesorero y se ubica como Vicepresidente segundo.
Evitar quiebres internos deberá ser una de las prioridades dentro de la construcción política, para no repetir situaciones de deserción como en el primer mandato.
La cuestión deportiva es aún una incógnita con un DT nuevo y un torneo del que se desconocen detalles en medio de una AFA casi acéfala.
Almagro buscará mantener la categoría y para ello deberá terminar dentro de los 10 primeros equipos.
El presidente apunta a un proyecto fuerte en inferiores, con mejoras en el stadio, en Pontevedra y la búsqueda de nuevas tierras, como las linderas a la cancha 

www.almagro100.com.ar