domingo, 20 de junio de 2010

HAGANSE CARGO O RENUNCIEN

Desalentador.
Esa es la palabra que mejor define el presente.
Mientras la mayoría de los clubes "son noticia" por las incorporaciones, en Almagro sólo se habla de política.

El misterio acerca de quien será el candidato del oficialismo.
La amenaza inquietante de que dicho misterio tenga que ver con la reaparición del "autoexiliado" Osvaldo Gomez.
La oposiciòn dividida, y por consiguiente debilitada.
Con dos de las tres listas jugando a las escondidas con los actuales dirigentes, para ver con cual termina transando.
Con la tercera fueza de la oposición (la más numerosa y organizada) encabezada por el entusiasta Juan Carlos Carinelli, que aún afirmando publicamente que cree que los votos le alcanzan, se sabe que presume internamente, que le será muy dificil, quizás imposible, acceder a la Presidencia del Club en las próximas elecciones.
El proyecto de la "Azul, Blanco y Negro" logró convencer a casi 100 socios.
Pero ese número no sirve, y así quedó demostrado en la última Asamblea en la que se aprobaron los cuestionados balances de nuestra institución.
Gómez, Prejel, Tenaglia... El oficialismo sabe que el que se postula gana.
Históricamente gana el "dueño de los padrones", y todavía no hay motivos para que esta sea la excepción.

Vale el "todavía" ya que de por medio aparece una presentación en la Inspección General de Justicia.
En este organismo, que registra la inscripción de los Comercios, las Asociaciones Civiles (como Almagro) y las Fundaciones de la Ciudad de Buenos Aires, hay un expediente que analiza la situación de nuestro Club.
De hecho, el pasado 11 de junio la IGJ se expidió con un "severo llamado de atención a la institución" e intimó a nombrar veedores del acto electoral, reconociendo la "gran cantidad de irregularidades" denunciadas.
Asì y todo, la grandilocuencia del dictamen queda subestimada por tratarse de un organismo que se encuestra desbordado, y sus actuaciones terminan siendo tan lentas (como todo el Poder Judicial) que finalizan favoreciendo a los cuestionados.
Muchas de las presentaciones prescriben, justamente por esta causa: la lentitud.
Como consuelo se sabe que después de muchos años, en Boca pudieron llegar a la "depuración de padrones".
En Almagro, por lo menos antes del 4 de julio, parece que esto no sucederá.

Ahora bien: si la oposición parece que no llega, y la IGJ llega tarde, y el oficialismo ostenta la posibilidad de ganar, presente el candidato que presente... ¿Que nos queda?
Quizàs la posibilidad de exigirles que no se duerman.
Que aprovechen este tiempo.
Que negocien.
Que formen un plantel.
Que consigan ropa.
Que hagan que el equipo entrene.
Ya no se pide a Yaqué.
Que entrene alguien.
Cualquiera, pero que arranquen
Que paguen lo que deben para que no nos inhiban.

El reloj corre y los días pasan.
El centenario está a la vuelta de la esquina.
Permítanos festejarlo.
No nos entreguen.
Formen un equipo... Malo, aunque sea.
Posterguen, un poco al menos, la ambición personal.
¿No se dan cuenta que nos están suicidando lentamente?.

Dejen de "rosquear".
Gobiernen que aún les queda mandato.
Háganse cargo.
O renuncien...

www.almagro100.com.ar