martes, 29 de abril de 2008

LA HORA DE DON HECTOR

Sabemos quien es.
Sabemos como es.

Siempre estuvo aún sin estar.
Cuando va a la cancha se comenta su presencia.

Habla lindo.
Tiene carisma.
Es exitoso.

Se esfuerza por mostrarse humilde.
Aunque termine así exaltando su poder.

Está limpio.
Su mayor pecado es ser cuervo.
Sin ser poca cosa, logra neutralizar la acusación reconociéndolo.

Logró unir opuestos.
Se rodeo de pesos pesados.
En su entorno hay elementos cuestionados.
Pero con su figura pudo eclipsarlos.

Tiene fama de caprichoso.
Nadie duda en que si algo no le gusta, se va.

No necesita dinero.
Busca gloria.

Don Héctor:
Llegó su hora.

Aproveche esta oportunidad.
Transforme en realidades sus bellas palabras.
Busque la unión con su carisma.
Aleje a los corruptos.
De lugar a los jóvenes.
Defienda nuestra identidad.
Propague una impronta renovadora
Corrija errores del pasado.
Proyecte hacia el futuro.
Despierte al gigante de su modorra.
Intente un Almagro más sano
Utilice su poder.
Mantenga la humildad.

Su éxito será el nuestro, si llega...

No nos abandone si fracasamos.

www.almagro100.com.ar