jueves, 29 de noviembre de 2007

OJO CON ALMAGRO

Almagro atraviesa una instancia crucial.
La grave situación económica combinada con una pseudo anarquía dirigencial, representa una amenaza letal para el futuro inmediato.

Si hasta el pésimo rendimiento deportivo pasa desapercibido entre otros males.
Tantos frentes abiertos simultáneamente impiden un análisis claro.

Los medios nacionales destacan "el año negro", intentando enmarcar todas nuestras problemáticas en una cuestión de mala suerte.
Simpáticos sugieren un maleficio, y con muy mal gusto enumeran los hechos que justifican su teoría.
Condenable desde cualquier punto de vista.

Cierto es que comenzamos el año con el episodio extra futbolístico que vivió Paredes.
Pero hoy, solo con verlo en la cancha, los lamentos dan lugar a la celebración.

La única desgracia real fue la muerte de Ramiro...
Tan Injusta y dolorosa.
Resulta imposible agruparla con otros hechos.
Solo por esta tragedia, es "el año negro".

Nada tiene que ver con la sucesión de hechos confusos que nos provocaron semejante crisis.


Tome nota:


La misteriosa renuncia del presidente.
Los reiterados reclamos de Bianco, que derivaron en su renuncia.
La desprolija negociación de contratos.
La llamativa llegada de jugadores desconocidos, que sin grandes antecedentes, super poblaron la plantilla.

Más...
La curiosa aparición del empresario oriental.
Que ganó protagonismo inmediatamente, aún sin poder explicar (más allá del idioma) sus intenciones.

El inoportuno pedido de licencia de Osvaldo Gómez.
Para no creer, el único hombre fuerte de la CD tras la salida de Móttola, se fue..


¿Y la contra?
Tampoco es comprensible como, ante esta Comisión casi acéfala con claros síntomas de desgobierno, no reaccionó la oposición, tan combativa hasta hace poco.
Ausentes ahora...
Justo cuando se presenta una oportunidad inmejorable, para poner en práctica su discurso de "salvar al Club ".

Pero hay más enigmas...

La sorprendente contratación de Trotta.

Elegido sin estar entre otros candidatos de mayor experiencia.
La sorprendente renuncia de Trotta.

Abrupta e inentendible.


Y el colmo...

Cuando comenzaban a conocerse los problemas económicos, la paradójica llegada de Bazán Vera.

Incuestionable desde lo futbolístico, inexplicable desde lo matemático.
Un jugador del que se presumen condiciones salariales altas...
Y encima deja a su Club en la mitad de un campeonato...
¿Alguien lo entiende?

Para coronar los absurdos, un párrafo aparte dedicado al personaje con mayor capacidad de ilusionarnos...
¿Cómo no mencionarlo?

Una vez más, víctimas del repetido amague de Don Héctor.
Dijo presente con sus habituales promesas jactantes que nunca se cumplen.
Compromisos de palabra, sin ser firmados, que se diluyen cuando sin poder resistir la tentación, intenta cumplir su frustrado sueño de ser dirigente de San Lorenzo.

Entonces, como siempre, hace que se enoja, y se marcha.
Ofendido , destina el apoyo económico para solventar campañas proselitistas que nunca ganarán una elección en el Club Boedo que acapara su corazón...

Mientras tanto Almagro, debe responder por los proyectos que Don Hector propuso y finalmente no respaldó.
Pasó varias veces.
Hace mucho, hace no tanto...
Y volvió a pasar ahora.
A todas estas situaciones confusas se le sumó la más reciente.
El reclamo de los jugadores por falta de pago.

Si bien es justo que todo trabajador reciba su salario a termino, llama mucho la atención que las medidas tomadas por los jugadores sean tan extremas.
Entendiendo además que, las finanzas de todos los equipos de nuestra divional son escasas, es lógico que existan retrasos.

Al tratarse en el caso de Almagro de una deuda correspondiente a un mes y medio, es como mínimo exagerada la amenaza de paro y la convocatoria para que intervenga Agremiados.

Ante tantas situaciones inexplicables, pecaríamos de ingenuos echándole la culpa a la "mala suerte".

Ahora bien
Sin ser facinerosos...
Aún eludiendo la tentación de argumentar teorías conspirativas...
¿No resulta sospechoso tanto misterio?

En este país de empresas vaciadas, quiebras forzadas, sociedades fantasma.
Conocidas las múltiples operaciones para lavar dinero, idear estafas masivas y realizar negocios turbios.
Y con ejemplos cercanos de Clubes de fútbol, similares al nuestro, que fueron intervenidos o gerenciados para no desaparecer...
¿No deberíamos estar alertas?

Almagro es grande.
Muy grande...

Capaz de soportar la traición de dirigentes charlatanes.
Resistente a los efectos de errores de conducción
Solvente para sobrevivir al robo de algún directivo deshonesto.

Solo con el peso de su historia neutraliza: a empresarios paracaidistas, jugadores camarilleros, mediocres o vendidos, directores técnicos con o sin experiencia, Peñas politizadas o fomentistas, agrupaciones, representantes y representantes de representantes, periodistas partidarios sobornados o independientes, oportunistas y Papa Noeles de turno.

Pero atención.
A no confiarnos.
Defendámoslo
Almagro es nuestro.
Almagro somos nosotros.

www.almagro100.com.ar